Mi esposo no recibe ingresos por el ' Disneylandia' de la prostitución: Maki Ortíz, edil de Reynosa


Publicidad Google

03 de Enero, 2018

    

La funcionaria aseguró que el terreno, propiedad de su familia política, fue invadido, pero los dueños no han presentado la denuncia correspondiente por este delito.

Foto: Menytimes

Publicidad Google

La presidenta municipal de Reynosa, Tamaulipas, Maki Ortiz confirmó que su esposo, Carlos Ruiz Peña Garza es copropietario, junto con otras 11 personas de un predio en la zona de tolerancia en este municipio, pero aclaró que no recibe ningún beneficio económico, ni es dueño de ningún negocio relacionado con la trata de personas o la prostitución.

La funcionaria aseguró que el terreno, propiedad de su familia política, fue invadido, pero los dueños no han presentado la denuncia correspondiente por este delito, aunque ella sí lo hizo por las actividades ilícitas que pudieran estarse cometiendo en los establecimientos instalados en esa zona, mejor conocida como "Disneylandia".

Entrevistada por el equipo de Ciro Gómez Leyva, la funcionaria municipal precisó: "mi esposo no es propietario ni copropietario de ningún negocio establecido dentro de la zona de tolerancia y no recibe ningún egreso o ingreso no beneficio de los negocios instalados en esos terrenos, se le ha pretendido relacionar con alguna actividad ilícita, pero yo… lo negamos rotundamente", indicó.

Dijo que se habla de un problema de invasión de predios y mucha gente, por la fuerte situación de violencia que se vive en el municipio, "no hacemos las cosas (denunciar)", sin embargo, aclaró que ella como autoridad ha presentado las denuncias correspondientes para que se investiguen los delitos de trata de personas y prostitución infantil y aclaró que por haber mando único en la entidad, la seguridad depende del Estado, así como la autorización de permisos para establecimientos comerciales.

Tras expresar su agradecimiento por la visualización de este problema, la alcaldesa indicó que "es una realidad que vivimos, para mi es muy importante que no haya trata de menores y extranjeros".

Insistió en que la zona de tolerancia, que consta de alrededor de 40 mil metros cuadrados tiene 62 propietarios, pero eso no significa que estos dueños sean propietarios de los negocios. En este sentido, aclaró que la propiedad de su familia es de casi 4 mil metros, tiene 11 dueños, pero no la han delimitado.

Refirió que en la zona hay invasiones de predios y casas, negocios y ranchos, pero muchas veces los propietarios no denuncian por temor a represalias.