Coahuila a 16 días de terminar con "era nefasta del moreirato": candidatos


Publicidad Google

14 de Noviembre, 2017

    

A 17 días de que el próximo gobernador asuma el cargo, el Tribunal aún no define las impugnaciones que continúan vigentes y los aspirantes que impugnaron la elección confiaron en que el proceso será anulado.

Foto, Twitter @CiroGomezL

Publicidad Google

Los candidatos a la gubernatura aglutinados en el Frente por la Dignidad de Coahuila y que impugnaron el triunfo de Miguel Riquelme del PRI, confiaron en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anulará la elección como un acto de justicia porque hubo irregularidades en el proceso.

A 17 días de que el próximo gobernador asuma el cargo, el Tribunal aún no define las impugnaciones que continúan vigentes y los aspirantes impugnantes confiaron en que la elección será anulada debido a la serie de irregularidades y a las 14 documentales que han presentado para impugnar el proceso electoral.

Entrevistados en el estudio de Ciro Gómez Leyva, Guillermo Anaya, candidato del PAN; Javier Guerrero, independiente; Armando Guadiana, de Morena y José Ángel Pérez del PT, reiteraron que el proceso electoral fue fraudulento y que llevan más de cinco meses esperando una respuesta de las autoridades electorales para restituir los derechos y libertades de los coahuilenses.

"Ya no soportamos otros seis años más del moreirato, estamos a 16 días de terminar con esta era nefasta del moreirato en Coahuila y lo que hemos venido haciendo por las vías institucionales es impugnar la vía estatal con 14 agravios que tenemos plenamente documentados, uno de ellos es el rebase de topes de campaña que lo tienen acreditado el INE, que indicó que Riquelme rebasó en 9 por ciento el tope de campaña", recordó Guillermo Anaya.

Confiaron en que el INE y el TEPJF han desperdiciado una oportunidad para mandar un mensaje contundente a los actores políticos rumbo al 2018 de que quien rebase un peso de los gastos de campaña está fuera de la contienda, en el caso de Coahuila es una historia de nunca acabar y de tortura.

Señalaron que están indignados por lo que ocurrió en el proceso electoral y calificaron como insólito que las autoridades electorales, particularmente los magistrados hayan bajado los gastos de campaña a Riquelme.

Coincidieron en que continúan juntos en esta lucha y que de ser anulada la elección irán juntos en una candidatura de unidad, aunque no han definido quien sería su candidato.

Dijeron que más que optimistas están en la expectativa de que el Tribunal Electoral haya justicia y actúe conforme a derecho porque hubo un fraude y es responsabilidad de los magistrados hacer justicia.