El empedrado camino de las candidaturas independientes; ¿por qué es tan complicado?


Publicidad Google

06 de Noviembre, 2017

    

Para obtener el título de candidato independiente, los aspirantes necesitan aprobar un protocolo impuesto por el INE; el principal es recaudar 866 mil firmas de apoyo ciudadano en 120 días.

Web

Publicidad Google

Para la contienda electoral 2018 por la Presidencia de la República, se postularon 86 aspirantes a candidatos independientes, los cuales tuvieron que hacer los trámites y erogaciones pertinentes para crear una asociación civil, contratar un abogado y un contador para que sean los representantes legal y fiscal de la asociación, obtener el RFC y cuenta bancaria de la misma, e inscribirse ante el Instituto Nacional Electoral, en su sede de la Ciudad de México, aunque viva en alguna entidad.

De acuerdo con una publicación del diario Excelsior, el trámite ante Hacienda puede tardar entre una semana y un mes, crear una cuenta de banco puede llevar una mañana, si el banco decide permitir que cierta persona abra la cuenta en su institución, porque, por ejemplo, a Marichuy Patricio, representante indígena, algunos bancos no le quisieron dar la cuenta en principio.

De ellos sólo 48 candidatos aprobaron la primera etapa y recibieron la constancia de registro por parte del Instituto Nacional Electoral, y comenzaron su nueva tarea, recaudar 866 mil 593 firmas de apoyo ciudadano, a través de la App del INE, en 120 días. Es decir, más de 7 mil firmas diarias o 12 por minuto si contamos 10 horas de trabajo.

Cabe destacar que las firmas tradicionales, o en papel, no son válidas.

Esto representa casi cuatro veces más que el número requerido de firmas para crear o mantener la existencia de un partido político, mismos que necesitan 226 mil 837 ciudadanos afiliados para lograr su registro.

La recolección de firmas debe repartirse, al menos, en 17 entidades; donde es necesario recaudar el equivalente al 1% del padrón electoral de cada entidad. Además, cada firma debe ser única, es decir, cada ciudadano puede apoyar solo a un postulado como candidato independiente; esto debido a que la ley prohibió que un mismo mexicano favorezca a más de un aspirante.

Para la obtención de firmas, cada postulante tiene permitido gastar un máximo de 33 millones de pesos de origen privado lícito y someter sus cuentas bancarias a la fiscalización del INE. Sin embargo, los independientes no cuentan con recursos públicos para realizar esta tarea.

Una vez transcurrido el periodo de colección de firmas, 12 de febrero de 2018, el INE validará cada una; se dará a la tarea de verificar que cada una se encuentre registrada en el padrón electoral, que no se repitan con otro aspirante.

Si todo está en regla, ahora sí el aspirante se convierte en candidato y recibirá 13.8 millones de pesos de recurso público para iniciar su campaña electoral.