Video. Propone Peña Nieto a damnificados organizar "tandas" para reconstrucción


Publicidad Google

06 de Octubre, 2017

    

El presidente Enrique Peña Nieto continuó con la entrega de apoyos para los afectados en sus viviendas por los sismos de los días 7 y 19 de septiembre. Esta ocasión estuvo en el poblado de Benito Juárez en el municipio de Villaflores.

Foto: Presidencia

Publicidad Google

El Presidente visitó el ejido de Benito Juárez, del municipio Villaflores, en Chiapas, donde entregó tarjetas para la reconstrucción de viviendas afectadas por el sismo del 7 de septiembre.

Reconoció la labor de soldados y marinos que "no han dejado de estar. Siguen aquí, siguen teniendo un gran despliegue", así como el trabajo de funcionarios federales y estatales que participaron en la entrega de víveres y ayuda a los damnificados.

Recordó que emprendió un censo para llevar a cabo la labor de reconstrucción, porque era importante para iniciar la reconstrucción sabiendo cuáles eran las más afectadas.

Anunció que ya fueron restablecidos los servicios, principalmente de energía eléctrica y agua potable, dijo que esta labor fue más rápida que en otros lugares del continente donde se han visto afectados por distintos fenómenos naturales.

Peña Nieto dijo a los asistentes que iniciaba la etapa de reconstrucción, por lo que comenzó la entrega de tarjetas de apoyo para la reconstrucción de sus viviendas. Para quienes la perdieron en su totalidad, recibirán 120 mil pesos divididos en 30 mil pesos por los cuatro meses próximos.

Quienes resultaron afectados en menor medida, les serán entregados 15 mil pesos como ayuda para su reparación.

Mencionó que en Chiapas, la infraestructura educativa en la entidad registró daños en dos mil 500 escuelas, con destrucción total dos; "pero 777 van a requerir de una reparación parcial y las otras que tuvieron daños menores…".

Dijo que se instalarán aulas móviles, temporales, "no queremos ver suspendido el ciclo escolar. Necesitamos garantizar que la educación se mantenga, en tanto estamos llevando a cabo esta labor de reparación."

Peña Nieto se refirió a la necesidad de mostrar solidaridad para la reconstrucción: "He pensado que en grupos de cuatro o cinco familias que hubiesen perdido su vivienda, sobre todo donde hubo daño total, puedan unirse para que de forma conjunta vayan reconstruyendo las viviendas de quienes integran esos grupos de trabajo, de tres o cuatro familias."

Ante lo cual propuso: "Creo que si se organizan a modo de tandas, como suele llamarse, se organizan cuatro familias y deciden entre todos construir una primera casa, se sortea la de quien, luego la que sigue, la que sigue…".