Orgullosa de ser la primera cirujano en realizar trasplante de corazón: García Ortegón. Con Enrique Muñoz


Publicidad Google

13 de Agosto, 2017

    

La doctora María del Sol García Ortegón, del Centro Médico Nacional "20 de Noviembre", resaltó que la operación se realizó a una mujer, de 37 años de edad, quien estaba en un estado muy grave.

Foto: ISSSTE

Publicidad Google

La doctora María del Sol García Ortegón, del Centro Médico Nacional "20 de Noviembre", quien es la primera médico-cirujano en realizar un trasplante de corazón en el país, expresó que se siente orgullosa del trabajo realizado por varios años.

Resaltó que es egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Morelos y en el Hospital Central de la Cruz Roja de Polanco hizo la especialidad de cirugía, rama que le empezó apasionar, hoy lleva 17 años en el Hospital "20 de Noviembre" del Instituto de Seguridad y Servicio Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en donde hizo su especialidad para posteriormente obtener su base haciendo cirugía cardiaca de adultos.

"Durante ese tiempo me uní al grupo de trasplantes en el cual ya llevo como 15 años y era la evolución natural en este paso del tiempo, que en algún momento tuviera la oportunidad de ser yo, la encargada de hacer todo el protocolo de un paciente", puntualizó.

Recordó que a lo largo de sus años de especialización aprendió del doctor Guillermo Díaz Quiroz, de quien aprendió gran parte de lo que es como cirujano de corazón.

Resaltó que la operación de trasplante de corazón lo realizó a una mujer de nombre Enedina Solís, de 37 años de edad, contadora de profesión y madre de una niña de cuatro años, quien estaba en un estado muy grave de insuficiencia cardiomiopatía dilatada y era urgente trasplantarla.

Expuso la cirujano que el corazón se obtuvo de un paciente del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, órgano que fue compatible con Enedina y se llevó a cabo el protocolo de donación, y el injerto, acción en la que estuvo apoyada de los doctores. La donadora también era mujer.

Explicó que para mantener un corazón vivo, se tiene todo un procedimiento para detener su funcionamiento, durante la toma del injerto como se le llama al corazón cuando se está explantando, se pasan algunas sustancias para ayudar a pararlo y, eso da cierto tiempo, para mantener así pero tiene que estar bajo temperaturas de cuatro grados aproximadamente.

Por ello, comentó, es apremiante que no se pase de seis horas para tener un corazón parado con sustancia y trasladarlo.

jgr