Aumento desmedido de ingesta de alcohol en jóvenes aumenta violencia: CSV. Con López Dóriga

19 de Junio, 2017

    

Indicó Joaquín Quintana, presidente de Convivencia sin Violencia (CSV), que su organización impulsa una iniciativa de ley para cambiar el artículo 24 de la Ley de Cultura Cívica en la Ciudad de México, para que cuando los jóvenes se peleen en cualquier reunión social se castigue con llevarlos al Torito.

    

Publicidad Google

Joaquín Quintana, presidente de Convivencia sin Violencia (CSV), dijo que la violencia en jóvenes va en aumento en nuestro país por el auge desmedido de consumo de alcohol en los antros, fiestas y cualquier reunión social.

Indicó que su organización impulsa una iniciativa de ley para cambiar el artículo 24 de la Ley de Cultura Cívica en la Ciudad de México, para que cuando los jóvenes se peleen en cualquier reunión social se castigue con llevarlos al Torito.

"Que tengan una consecuencia, volvemos hablar de la impunidad, los chavos se pelean, le rompen la nariz a alguien y no pasa nada… entonces estos chavos aprenden que golpear a alguien y no pasa nada", precisó.

En entrevista con Joaquín López Dóriga, el activista externó que es lamentable y preocupante que en las fiestas de jóvenes se esté tomando demasiado alcohol.

Resaltó que a veces los padres en lugar de cuidar a los hijos los "aventamos al precipicio" y agregó, que el principal detonador de violencia es el alcohol, "cualquier tipo de violencia, llámese doméstica, entre amigos y desde que me pasó lo de mi hijo hace 13 años, yo he tratado ese tema y se ve que no baja la violencia".

Mencionó que en los fines de semana, después de las dos y media de la mañana es cuando se registra el 75 por ciento de peleas, accidentes relacionados con el alcohol, y hay más de 25 mil muertos al año.

Dijo que como asociación se está interviniendo en el programa "Conduce sin alcohol" por lo que cuando algo pasa se le llama a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina para hacerle algunas observaciones que sí son toman en cuenta, por lo que ese programa ha reducido en un 70 por ciento los accidentes mortales.

Comentó que es necesario que haya consecuencia para esos jóvenes que pelean, "porque como padre cuando un hijo comete un error, lo más fácil es taparlo, pero lo va a volver a cometer, mejor hay que enfrentarlo, hay que enseñar a los hijos a enfrentar sus errores y sus malas decisiones".

jgr