Director Roman Polanski busca poner fin a caso de violación de 1977 en EU

17 de Febrero, 2017

    

El equipo de abogados de Roman Polanski lanzó un nuevo intento por resolver el caso de violación de 1977 por el que se acusa al director, para que se le permita volver a Estados Unidos sin terminar en la cárcel.

Publicidad Google

LOS ÁNGELES.- El equipo de abogados de Roman Polanski lanzó un nuevo intento por resolver el caso de violación de 1977 por el que se acusa al director, para que se le permita volver a Estados Unidos sin terminar en la cárcel.

Harland Braun, el abogado en Los Ángeles del laureado director, dijo el jueves que Polanski espera poder viajar con libertad y visitar la tumba de su esposa, Sharon Tate, quien fue asesinada por seguidores de Charles Manson en 1969.

Braun dijo que le había escrito al juez del caso de Polanski en California y que se fijó una audiencia para el 24 de febrero.

El caso del director franco-polaco, de 83 años, sigue siendo una causa abierta después de cuatro décadas.

En 1977, El cineasta se declaró culpable en Los Ángeles de haber mantenido relaciones sexuales con una adolescente de 13 años y pasó 42 días en la cárcel, pero luego huyó del país temiendo una sentencia mayor si se anulaba un acuerdo que alcanzó con la fiscalía.

Tanto Polonia como Suiza descartaron pedidos de Estados Unidos para la extradición del director en los últimos siete años. Braun ahora solicitó al juez de la Corte Superior de Los Ángeles Scott Gordon que revele el testimonio de la fiscalía en el caso de 1977.

El testimonio, junto con las decisiones de Polonia y Suiza, deberían establecer que Polanski llegó a un acuerdo en 1977 y que ya no debe pasar más tiempo en la cárcel, dijo Braun.

"Entre la decisión de la corte suiza y la decisión polaca (...) ha quedado determinado judicialmente que Roman no debe pasar más tiempo en custodia. Por lo tanto, si el Fiscal General de Los Ángeles y la Corte reconocen esas decisiones, como deberían, él puede regresar a LA para concluir su caso sin temor a ser enviado a la cárcel", añadió.

Samantha Geimer, la víctima en el caso, ha dejado en claro que cree que el exilio autoimpuesto de Polanski ya ha sido castigo suficiente.

Reuters