"Aquí estamos y no nos vamos"; #DayWithoutInmigrants en videos y fotografías


Publicidad Google

16 de Febrero, 2017

    

En Facebook, la organización UnitedWeStay difundió un video en el que un hombre latino llama a participar en la iniciativa que comparó con la película "Un día sin mexicanos".

Foto: Twitter

Publicidad Google

Luego de que hace una semana empezara a circular una convocatoria a través de redes sociales para que los migrantes radicados en Estados Unidos protestaran contra la política antimigratoria del presidente Donald Trump, miles de familias de latinos acudieron al llamado "Un día sin inmigrantes" y con la consigna "Aquí estamos y no nos vamos" salieron a las calles a protestar y no acudieron a sus trabajos y escuelas.

En Facebook, la organización UnitedWeStay difundió un video en el que un hombre latino llama a participar en la iniciativa que comparó con la película "Un día sin mexicanos".



La convocatoria creció y hoy en varias ciudades de entidades como Washington DC, Maryland, Virginia, Florida, Indianapolis, California, entre otros, los migrantes se prepararon y lo hicieron.




En Twitter, el hashtag #DayWithoutImmigrants se ubicó en el primer lugar de las tendencias globales y en Estados Unidos en México y #UnDiaSinInmigrantes se colocó también entre los Trending Topic desde la mañana de hoy.







De acuerdo con medios locales, en Washington algunos restaurantes señalaron que cerrarían sus puertas o trabajarían en menor medida, en solidaridad con esta protesta.

Así, el chef hispanoestadunidense José Andrés, anunció en Twitter su decisión de cerrar cinco de sus restaurantes en apoyo a los empleados en conflicto con Donald Trump.




La invitación en redes sociales conminó a migrantes a convertirse en "invisibles", en protesta a la política migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.




El día esperando llegó hoy, y miles de residentes atendieron el siguiente llamado; no acudieron a sus trabajos, no abrieron sus negocios, no compraron en tiendas o por Internet, no comieron en restaurantes, no compraron gasolina, no acudieron a clases ni llevaron a sus hijos a los colegios.



"Señor presidente, sin nosotros y sin nuestro aporte, este país se paraliza. Preparémonos para no salir, perderemos un día de trabajo, pero ganaremos mucho más", fue el llamado.




"Somos miles de familias honestas, que trabajamos y vivimos en este país, también contribuimos a su grandeza. Nuestro poder es grande y somos miles, millones", advirtieron.





Las principales calles de San Francisco se miraban desoladas y se informo que el 70 por ciento de los negocios se mentuvieron cerrados.




Los manifestantes reunidos en diversos puntos gritaban entre otras consignas "Yes We Can!", frase de campaña de Barack Obama.




Los estudiantes en las escuelas de California y otros estados dejaron mensajes en los que expresaron su rechazo a la política antimigratoria del presidente Trump y tampoco asistieron en apoyo a la comunidad latina.




No hubo ventas, cerraron negocios, escuelas, guarderías y en la zona agrícola cercana a la bahía de San Francisco nadie acudió a trabajar.





Jóvenes salieron a las calles para expresar su rechazo a la persecución de migrantes y exigieron un alto a las acciones y criterios racistas que usan las autoridades de ese país para realizar las detenciones.




Asimismo, decenas de negocios en Phoenix cerraron sus puertas y sus empleados se quedaron en casa para unirse a la protesta con la finalidad de demostrar la importancia de la contribución de los inmigrantes en la economía de Estados Unidos.




En Arizona, al igual que en otros estados del país, miles de inmigrantes no asistieron a trabajar, tampoco llevaron a sus hijos a la escuela, fueron de compras o abrieron sus negocios como muestra de solidaridad.






mej