Numerosos negocios mexicanos de NY se unen a paro de migrantes en EU


Publicidad Google

16 de Febrero, 2017

    

El paro, cuya convocatoria comenzó a circular hace un par de semanas en las redes sociales, tuvo como objetivo demostrar al presidente Donald Trump que sin los aportes de los inmigrantes "este país se paraliza".

Foto: Voces de la Frontera

Publicidad Google

Nueva York.- Al menos media docena de negocios y restaurantes mexicanos en Nueva York cerraron hoy sus puertas para unirse al paro de labores convocado para demostrar la importancia que tienen los inmigrantes para la economía de Estados Unidos.

El paro, cuya convocatoria comenzó a circular hace un par de semanas en las redes sociales, tuvo como objetivo demostrar al presidente Donald Trump que sin los aportes de los inmigrantes "este país se paraliza".

El llamado subrayó a los migrantes que participar en el paro era importante, porque pese a que podían perder un día de trabajo podían a la larga ganar más en términos de reconocimiento.

Varios negocios en el barrio de Harlem del este, el más importante enclave de la comunidad mexicana en Manhattan, cerraron sus puertas, aunque muchos otros decidieron laborar y continuar como otros días.

Las taquerías el Águila y Guadalupe, la agencia de viajes Tulancingo Travel y México Travel, los restaurantes El Tapatío y Hot Jalapeño, la panadería Don Paco y la estética Azteca fueron algunos de los negocios mexicanos que cerraron sus puertas en el barrio de Harlem del este.

En este vecindario, conocido también como El Barrio, fue difícil encontrar negocios que no fueran evidentemente mexicanos que se hubieran unido al paro de labores. El vecindario también congrega una nutrida comunidad puertorriqueña.

El paro en Nueva York hizo eco de las varios eventos programados para este jueves en al menos 10 ciudades de Estados Unidos, entre las que destacan Washington DC, Chicago, Los Ángeles y Filadelfia.

Los organizadores del paro, que aún no han sido identificados, llamaron a no trabajar, no abrir los negocios, no enviar los hijos a las escuelas, no comer en restaurantes y no realizar compras.

"Yo creo que es bueno hacerle saber a este gobierno que este país es de inmigrantes, y que sin importar el estatus legal que tengas todos contribuimos. Cada aporte de cada persona es muy importante para esta nación", expresó Raúl Aguirre.

Inmigrante mexicano con más de 17 años de vivir en Estados Unidos, Aguirre explicó que él decidió presentarse a trabajar en su puesto en una tienda de alimentos de Manhattan por temor a represalias de su empleadores y por falta de información sobre el paro.

"Vine por temor a una represalia, y la otra cuestión es que no estoy informado sobre la manera en que hubiera podido evitar una represalia: si debíamos simplemente no presentarnos al trabajo o pedir permiso a nuestro empleador", aseguró Aguirre.

Otros inmigrantes mexicanos ofrecieron en declaraciones a Notimex las mismas razones: no tenían claro si simplemente debían faltar al trabajo o pedir permiso. Todos los inmigrantes consultados, sin embargo, apoyaron el paro.

Pedro Girón, inmigrante de Puebla también con 17 años de vivir en Estados Unidos, afirmó que un paro como el realizado este jueves representa el primer paso en la lucha para lograr una amnistía o una reforma migratoria que favorezca a la comunidad indocumentada en este país.

Mientras tanto, Girón reveló que existe temor entre su comunidad y sus amigos por la retórica del presidente Trump sobre los inmigrantes. "Vamos a ver qué pasa. Esperemos que no suceda nada grave", confió Girón.

Notimex