Mejorar transporte y limitar uso de auto evitarían contaminación: Mario Molina. Con Ciro Gómez Leyva


Publicidad Google

7 de Abril, 2016

    

El Premio Nobel y presidente del Centro Mario Molina, Mario Molina, consideró que las medidas emergentes que se están aplicando como el Hoy No Circula, son adecuadas, dada la emergencia, aunque reconoció que se debieron de haber aplicado desde antes.

Publicidad Google

El Premio Nobel y presidente del Centro Mario Molina, Mario Molina, aseveró que mejorar el transporte público y tener más restricciones en el uso del automóvil son las dos principales medidas que se deben aplicar para evitar la contaminación en el Valle de México.

En entrevista para el programa "Ciro Gómez Leyva", consideró que las medidas emergentes que se están aplicando como el Hoy No Circula, son adecuadas, dada la emergencia.

Sin embargo, reconoció que se debieron de haber aplicado desde antes.

"En términos muy generales, mejorar el trasporte público como número uno, y ponerle restricciones al uso del automóvil. Tomar ya medidas mucho más específicas, un plan cómo llevar a cabo, alcanzar estas metas que estamos analizando".

Mario Molina dijo que algunas medidas son a corto plazo, por el caso de la Contingencia y el Hoy No Circula, pero también hay que pensar a largo plazo en la mejora del transporte público.

Señaló que se está trabajando con los distintos gobiernos, de la Ciudad de México, del Estado de México, entre otros, para tratar de empezar a resolver más a fondo los problemas ambientales.

Dijo que el aplicar el Hoy No Circula, ha sido lo adecuado, dada la emergencia, de la contingencia declarada, pero se debió haber empezado antes.

Molina, subrayó que son retos, por lo que espera que les sirva como una coyuntura para tratar de mejorar toda la situación.

Indicó que la contaminación ha disminuido a través de los años, ya que hace 15 años, para que hubiera una contingencia, los niveles de ozono tenían que ser mucho más elevados, pero aún está muy claro que todavía no se logran las metas deseadas para tener una calidad de vida adecuada.

También, agregó que ha aumentado tanto el tamaño de la flota vehicular en la Ciudad de México, que por ello se estancó el progreso que se tenía.

Calificó como importante, el que no sólo es mejorar los niveles a los que es necesario que estén circulando los automóviles, sino asegurarse de que no haya corrupción, y para ello es necesario tomar medidas de fuerza.

"Por ejemplo, se pueden medir en la calle, ya con aparatos modernos, fácilmente si un automóvil está emitiendo; ese el tipo de medidas que pueden ayudar a arreglar este problema".

Por último, subrayó que se tiene que entender que no se puede subsidiar el uso del automóvil, porque todos salen perdiendo, y si el transporte público fuera de primera y llegáramos mucho más rápido a trabajar, tendríamos una calidad de vida más elevada. Aseguró que hace falta comunicarle a la sociedad la naturaleza del problema y las posibilidades de cómo se puede resolver, pero no es facilitando el uso del automóvil.

amd