Cofepris debe acatar la resolución de la SCJN: SMART. Con Manuel Feregrino

06 de Diciembre, 2015

    

Si a partir del lunes 7 de diciembre, no cumpliera habría una serie de apercibimientos, sanciones o hasta la destitución de su cargo, no creemos que vaya a llegar hasta ese extremo, señaló Juan Francisco Torres Landa

    

Foto: Archivo

Publicidad Google

Después de que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), otorgó el amparo a Juan Francisco Torres Landa y a los demás miembros de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), en donde se permite el uso lúdico de la mariguana, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), debe expedir la resolución y modificar la autorización anteriormente negada.

En entrevista en Fórmula Fin de Semana, Torres Landa, fundador de la organización SMART, anunció, "ahora nos la va a tener que expedir en los términos de la propia sentencia, a partir del lunes 7 de diciembre, si no cumpliera habría una serie de apercibimientos, sanciones o hasta la destitución de su cargo, no creemos que vaya a llegar hasta ese extremo y Mikel Arriola ya ha declarado en algunos medios que efectivamente van a expedir la autorización y nuestro único requerimiento hacia él es que la autorización se expida dentro de la sentencia"señaló.

Al respecto del controversial amparo otorgado por la SCJN, el abogado explicó, "nos parece que en el fondo hay confusión y hasta los funcionarios de alguna manera incitan a esa confusión, porque todo este tema del suministro está perfectamente salvado y lo que no debe perderse de vista es la limitación básica que está en la resolución que tiene que ver con temas asociados al lucro o a la comercialización de la mariguana".

Sin embargo Juan Francisco Torres, señala que mientras sea una donación no se incurre en delito, "por ejemplo la UNAM tiene un taller de botánica donde hace experimentos, investigación científica y médica, con plantas de mariguana, entonces ese sería un medio perfectamente lícito a través de una donación en ejercicio de la autoridad conferida por la Cofrepris, nos pudieran generar la disponibilidad de esas plantas".

Asimismo, conforme a la ley de amparo existe un principio llamado "de los efectos", en el cual el juzgado de distrito tiene que conceder la mayor amplitud en cuanto a los efectos de la resolución, para restituir a los quejosos en el goce de los derechos humanos, que fueron protegidos por la Corte.

Además, Torres Landa agregó que desde el pasado 4 de noviembre en que la Corte emitió el amparo a los cuatro miembros del SMART, podrían haber iniciado acciones en pleno uso de sus derechos, sin embargo la resolución por parte de la Cofepris es un trámite que debe cumplirse.

"Aquí lo que está en el reflector es la capacidad de la Comisión para ser congruente con la resolución y que no quebrante el orden constitucional, pretendiendo imponer requisitos o imponer restricciones que la Corte misma no impuso", destacó.

Por otra parte, el amparo no fijó ninguna restricción en cuanto a la cantidad de siembra de la planta, por lo tanto el fundador de SMART, se negará a recibir algún tipo de limitante por parte de la Cofepris, ya que la Suprema Corte, no estableció límite alguno, "si Cofepris quisiera artificialmente establecer requisitos o limitaciones que no están en la propia resolución se estaría extralimitando y no tendría fundamento jurídico para hacerlo".

"Mientras sea para consumo personal y no en lugares públicos, es decir no se pueden afectar derechos de terceros, por ejemplo a menores de edad, la autoridad no puede ponernos en advertencias, consignarnos y mucho menos meternos a la cárcel, si es que nosotros ejerciéramos este derecho", explicó Torres Landa.

El abogado añadió que el objetivo de este proceso es "la autoridad debe entender que hay cosas más importantes que hacer, que estar persiguiendo a consumidores".

"Ese permiso, ese permiso de responsabilidad, de la que habla la ley hoy en día, es una extensión falaz, pues la ley no lo prevé, el origen de esa sustancia, la forma en que se puede consumir y la multa de 300 mil pesos, de la que no te escapas si te sorprenden aún con 4 gramos, esa extensión en la ley es un engaño tan grande, como decir que tierra es cuadrada, no va por ahí", sentenció.

"Este proceso de amparo es defender los derechos fundamentales de los ciudadanos como mayores, de edad, como ciudadanía, tiene capacidad para tomar decisiones como se toman con el alcohol y con el tabaco, con las restricciones de salud, pero el tema fundamental es donde se utilizan los recursos materiales y la capacidad humana y esto debe ser para perseguir crímenes predatorios, los crímenes que realmente lesionan a la sociedad, secuestro, homicidio, violación", finalizó.

tls