Declaraciones de EPN sobre mariguana irresponsables y engañosas: Torres Landa. Con Ricardo Rocha


Publicidad Google

3 de Diciembre, 2015

    

Uno de los cuatro beneficiados con el amparo de la SCJN, dijo que preocupan las "irresponsables declaraciones del Presidente, al decir que eso es un proceso en el cual no se va a mejorar la condición de justicia y sí se pone en riesgo a la infancia", porque eso es mentira.

Publicidad Google

El debate que iniciará el gobierno federal sobre el consumo de la mariguana, a través, de cinco foros regionales y diálogos con países estratégicos, muestra posiciones encontradas del gobierno federal, lo cual es preocupante toda vez que podría ser un efecto disuasivo para dilatar el proceso legislativo en la materia, consideró Juan Francisco Torres Landa, fundador de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) y uno de los cuatro beneficiarios del amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que autoriza el consumo lúdico de la hierba.

En entrevista con Ricardo Rocha, refirió que este debate debería darse dentro del seno del Poder Legislativo, es decir, desde la expedición de las leyes y la modificación de las que actualmente están en vigor y si esto se hace a través de foros, comisiones, como se propone es muy factible que lo que estén haciendo es simplemente demorando o metiendo una traba burocrática para que los cambios no se den, lo cual es preocupante.

Dijo que la preocupación se exacerba cuando se escuchan "las irresponsables declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto al decir que eso es un proceso en el cual no se va a mejorar la condición de justicia y sí se pone en riesgo a la infancia; las dos aseveraciones nos parecen irresponsables y de muy poco…, de mal gusto porque lo que en verdad está haciendo es engañando a la ciudadanía".

En este sentido, precisó que no el Mandatario no reconoce que el fundamento económico de la delincuencia organizada está en la prohibición y cuando él dice que no se mejorarán las condiciones de justicia, es tanto como decir que no conoce de dónde vienen el fondeo de la delincuencia organizada y, por otro lado, dice que le preocupa que la infancia esté expuesta al consumo en función de la legalización.

A pregunta expresa sobre si se puede dar un debate serio cuando el presidente ya delineó su postura dentro del debate, Torres Landa, dijo que "su línea es tanto como indicarle a los participantes del foro que el titular del Ejecutivo está diciendo claramente que no está de acuerdo y eso en nuestra disciplina política implica claramente que no va a haber esa apertura.

"Además lo que dice el Presidente me parece que está mandando una señal equivocada porque el problema de hoy en día no es que los hijos lo hagan frente a los padres, el problema es que lo hacen a espaldas de los padres y las autoridades de salud no tienen nada que decir al respecto, ahí es en donde está el problema de la política actual, que el consumo se da y se da a espaldas, y al margen de la participación, tanto de autoridades como de los padres, y lo que queremos es que esto se transparente y que se ejerza una autoridad responsable para prevenir y hacer el tratamiento de salud cuando esto no sea posible", precisó.

Y agregó que el hecho de que el Presidente diga que el no cambio implica que la situación va a permanecer en el status quo, es tanto como señalar que no existe un problema de consumo, cuando se sabe que los niveles de consumo están en récord histórico.

Puntualizó que las declaraciones de Peña Nieto parecen más implicar un engaño a la ciudadanía de lo que sucede hoy en día y marcar esa línea, en donde el debate encontrará un margen de maniobra muy pequeño.

Sobre si SMART participará en un debate en donde no haya la posibilidad de debatir en forma abierta, respondió: "Nos parece que en todo caso es una pérdida de tiempo y una simulación en la cual no estaríamos nosotros en lo absoluto contentos de participar".

El especialista en temas de seguridad, recordó que algo que olvidó el Presidente y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, es que existe un pronunciamiento de la SCJN diciendo que las disposiciones de la Ley General de Salud son anticonstitucionales y eso no es un tema menor; es decir, es un llamado a atención directo, en el sentido de que el producto legislativo tienen un vicio de constitucionalidad y, por lo tanto, no admite demora el cambio y esto lo han minimizado al decir que se trata de un tema de cuatro personas, cuando no es así.

"Es el pronunciamiento del máximo tribunal diciendo, esta política regulatoria hoy en día bajo el régimen prohibicionista no funciona porque es contraria a la Constitución, este tema parece que lo quieren empantanar en los foros o a través de esta declaración del Presidente, con eso no estamos de acuerdo y nos gustaría ver un exhorto por parte del tribunal señalando que la resolución se tiene que cumplir en todos sus términos y, por ello, estamos promoviendo los amparos adicionales para que este no sea un criterio de la Primera Sala, sino jurisprudencial y sea obligatorio para todos los tribunales en el país.

mej