Estado debe perseguir delitos de impacto no consumidores de mariguana: activista. Con Primitivo Olvera

24 de Octubre, 2015

    

Juan Francisco Torres Landa, consejero de México Unido Contra la Delincuencia, dijo que si se quiere recuperar la seguridad en el país, lo que se tiene que hacer es quitar el sentido económico de estar utilizando a las drogas como un mecanismo de corrupción, un mecanismo de permanente enfrentamiento con las instituciones y sobre todo de una agresión permanente a la ciudadanía.

    

Publicidad Google

El próximo miércoles, la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), definirá un amparo solicitado por una asociación de clubes cannabicos en torno a la utilización de la mariguana con finales lúdicos.

Juan Francisco Torres Landa, consejero de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), quien es uno de los integrantes de un grupo que han promovido el amparo, señaló que la idea es que tuvieran una mecánica por la cual el poder judicial se pudiera pronunciar en el tema, porque hasta ahora no había habido alguna discusión en el poder ejecutivo, en el legislativo, pero el poder judicial era el gran ausente.

"Para lograr eso, diseñamos esta estrategia en que la Asociación Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, pudiéramos tener una resolución de Cofepris, misma que fue negada y ahí nos fuimos al amparo, en una primera instancia fue negada, nos fuimos a la revisión y el caso central fue a la primera Sala con el ministro Arturo Zaldívar", detalló Juan Francisco Torres Landa.

En entrevista con el espacio de "A Fondo", el Consejero agregó que "la semana pasada el proyecto se inclinaba a darnos la razón, a que efectivamente se determinara que las disposiciones del origen a tu salud, que apoyan o que sustentan la prohibición de las drogas, se declararían inconstitucionales en cuanto se refiere al uso lúdico personal no mercantilista, no con un fin de lucro".

Torres Landa apuntó que el tema de la prohibición de las drogas y la lucha encarnizada fue importada de Estados Unidos, por lo que no es un tema local, fue importada y nos hemos batido en un baño de sangre para tratar de erradicar la distribución, la producción, entre otros de las drogas, con resultados negativos, ya que se tienen más de 100 mil muertos, 60 mil desaparecidos, 250 mil desplazados, cifra que se sigue acumulando día tras día.

"Es decir es la política pública más desastrosa que ha habido en la historia de la humanidad, y ciertamente en el caso de nuestro país, el desgaste humano que esto ha generado es simplemente inamisible. Ya llegó el momento de que optemos por una estrategia diferente, tal y como, dicho sea paso el 17 de febrero de 1940 el presidente Lázaro Cárdenas publica un reglamento donde hace la reflexión de que la criminalización del consumo y la persecución a base de la prohibición, lo único que genera son muertes y un negocio rentable para la delincuencia".

Subrayó que es un tema de salud pública, no un problema de seguridad pública como artificialmente se ha hecho.

Dijo que si se quiere recuperar la seguridad en el país, lo que se tiene que hacer es quitar el sentido económico de estar utilizando a las drogas como un mecanismo de corrupción, un mecanismo de permanente enfrentamiento con las instituciones y sobre todo de una agresión permanente a la ciudadanía.

Señaló que la resolución de la Corte es tan transcendente, porque, dijo venimos a oxigenar el espacio de diálogo para cambiar la política que el Congreso cuenta con cuatro iniciativas para hacer el cambio.

Apuntó que si se cuenta con la venia de cuatro ministros más y se apela a su mejor sentido jurídico, desde el proyecto que presentó el Ministro Zaldívar, es lo más conveniente que se puede tener, para oxigenar la discusión y que el Congreso tome cartas en el asunto, rescate las cuatro iniciativas y se ponga a trabajar para hacer los cambios necesarios para que los ciudadanos recuperemos esa libertad que constitucionalmente tenemos y que Corte va a ver favorecido a cuatro personas, pero no se quiere eso, se quiere que la libertad la tengan todos y que el estado se dedique a perseguir delitos de impacto para la sociedad como son el secuestro, el homicidio, la violación, entre otros.

"No que esté persiguiendo a consumidores que en el peor de los casos, se están haciendo daño asimismo", recalcó Juan Francisco Torres Landa.

mra