La Corte y la mota. Artículo José Cárdenas / Excélsior


Publicidad Google

20 de Octubre, 2015

    

Publicidad Google

El Ministro Arturo Zaldívar –conocido por sus posturas liberales– propone legalizar la marihuana para usos lúdicos.

Es la respuesta a un amparo interpuesto por la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, A.C. (SMART) a la cual le fue negado el permiso de abrir un club de autoconsumo de cannabis que implicaría siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión y transporte de la hierba… no su comercialización.

SMART recibió rotunda negativa de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) porque la marihuana está prohibida por la Ley General de Salud. SMART se inconforma argumentando violación de los Derechos Humanos; alega que el Estado no puede prohibir el consumo de churros para fines recreativos y terapéuticos, como ya ocurre en algunos estados de la Unión Americana.

Zaldívar no hace una apología de la droga, no niega los daños a la salud que el consumo de marihuana provoca, pero advierte que sus efectos no son peores a los ocasionados por el alcohol o el tabaco. Apela a la ciencia para demostrar que el consumo de la hierba no está directamente relacionado con la comisión de delitos y en cambio justifica su postura en defensa de los Derechos Humanos de los consumidores.

Ese es el fondo del debate.

La prohibición de la marihuana ha sido desproporcionada. Según la ley, cada consumidor puede portar cinco gramos del enervante –equivalente a dos cigarros– pero en realidad la norma ha derivado en la criminalización de los consumidores quienes suelen ser extorsionados y –en algunos casos– sometidos a proceso penal por narcomenudeo; una contradicción que propicia frecuentes abusos de autoridad.

Quienes se oponen al debate –y se les ponen los pelos de punta– parecen ignorar que el problema de las drogas se soluciona con políticas públicas de educación y salud, no prohibiéndolas desde el Estado paternalista.

EL MONJE LOCO: La propuesta del Ministro Zaldívar tendría implicaciones en el rubro de la salud pública, pero sobretodo es un tema de justicia. El debate iniciará en la Corte el próximo 28 de octubre; está en manos de los cinco integrantes de la Primera Sala. Olga Sánchez Cordero, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, José Ramón Cossío, Jorge Mario Pardo Rebolledo y el propio Arturo Zaldívar deberán tomar una decisión que podría cambiar por completo la óptica oficial con respecto a las drogas… y de una vez, sano sería una consulta popular para decidir si es delito sembrar marihuana en maceta...

@JoseCardenas1 | josecardenas@mac.com | www.josecardenas.com