Sociedad sinaloense vive derrota colectiva por caída del "Chapo": periodista. Con Denise Maerker

26 de Febrero, 2014

    

La convivencia con los narcotraficantes lleva a niveles de protegerlos, de identificarse con ellos, de adorarlos. Esto es para el azoro, es una complicidad, una enfermedad impresionante, ya no podemos decir que metimos al narco a la cocina, está en la alcoba, copulamos con él, el nivel de convivencia se refleja de esa manera, relató el periodista, Javier Valdez.

    

Reuters

Tras la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, en Sinaloa se observa un cierto repliegue de las autoridades y de las fuerzas policiacas, además de un ambiente de orfandad en la sociedad de Culiacán y de tristeza que vive una especie de derrota colectiva.

De acuerdo con el periodista del semanario Riodoce, Javier Valdez, incluso el gobernador Mario López se tardó en hacer una primera declaración respecto a la detención del líder del cártel de Sinaloa.

Describió que se vive un ambiente de tristeza en Badiraguato y Culiacán, incluso en la entidad, pero otro de preocupación en el sector público, porque algunos funcionarios de seguridad pública y de la Procuraduría estatal conocían de los movimientos del capo y existe complicidad y participación hacia el Cártel de Sinaloa.

En el espacio de Denise Maerker, el periodista comentó que estos días, no hay operativo policiaco, no hay acciones especiales de carácter preventivo o disuasivo, pocas patrullas en la calle, no hay retenes, por el contrario se nota un retraimiento de las autoridades de todos los niveles.

Por otro lado, el ambiente de tristeza lo vive la sociedad porque hay un descobijo de la autoridad. Desafortunadamente, la sociedad se ha enfermado de narcotráfico al estar viviendo más de 90 años, con la criminalidad y ha sido inevitable la convivencia con el crimen, es una forma de vida el narcotráfico en Culiacán.

"La convivencia lleva a niveles de protegerlos, de identificarse con ellos, de adorarlos, idolatrarlos (…) Esto es para el azoro, no es esta historia común de que los niños y los jóvenes quieren ser narcos, no, es una complicidad, una enfermedad impresionante, ya no podemos decir que metimos al narco a la cocina, está en la alcoba, copulamos con él, el nivel de convivencia se refleja de esa manera", relató el periodista.

La detención de "El Chapo" se vive en la entidad como una derrota colectiva, una pérdida, el naufragio, incluso en redes sociales la gente se pregunta "y ahora quién nos va a ayudar".

Y es cierto, dijo Valdez, ellos generan empleos, el gobierno no lo hace, hacen empresas, mueven cerca del 80 por ciento de la economía de la entidad.

Por otro lado, él periodista informó que ya presentó su libro titulado "Con una granada en la boca" de editorial Aguilar, el cual contiene más de 30 crónicas sobre la delincuencia organizada en la entidad.

mej

Publicidad Google

Publicidad Google