Se unen a paro de labores profesores del DF, participarán en marcha. Fórmula Internet

03 de Septiembre, 2013

    

Antes de la ya inminente aprobación de las leyes reglamentarias la CNTE vislumbraba tres panoramas; la derogación de la reforma constitucional, amortiguar las leyes secundarias y ahora no descartan el amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

    

Profesores de las secciones 10 y 11 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se sumaron al paro de labores de mañana en planteles del Distrito Federal y anunciaron su participación en la marcha que realizarán en la Ciudad de México este miércoles.

Ambas secciones están integradas por personal docente y trabajadores de la Secretaría de Educación Pública en escuelas secundarias y nivel medio superior en el Distrito Federal y se unen a la sección 9 que ya ha estado participando en las actividades contra la reforma educativa.

"Cansados de acudir a diferentes instancias de gobierno y ante la cerrazón mostrada por estas decidimos estallar un paro de labores contra las reformas a los artículos 3 y 73 de la Constitución porque violentan la gratuidad de la educación y nuestros derechos como trabajadores", aseguraron.

De acuerdo con Sabino González Martínez, integrante de la asamblea de coordinaciones de las secciones 10 y 11 de la CNTE decidieron movilizarse desde el pasado 29 de agosto para ser escuchados y manifestar su rotundo rechazo lo que llamó "contrarreforma educativa" y a sus leyes reglamentarias pues "atentan contra la educación pública y los derechos laborales".

Dijo que contrario a lo que se ha dicho, ni el Ejecutivo, ni el Congreso ha tomado en cuenta la opinión de los principales sujetos del proceso educativo; maestros, alumnos, trabajadores, y padres de familia.

"Se quiere hacer creer que se ha consultado a los maestros, cuando la opinión que se toma en cuenta es de los líderes institucionales, los cuales siempre han sido incondicionales de los gobiernos en turno y no representan a la mayoría de los trabajadores de la educación. Se han caracterizado por la corrupción en la que se desenvuelven y por los procesos fraudulentos con los que se hacen de la dirigencia con el apoyo del Estado", señalan los profesores de las secciones 10 y 11 en un documento entregado el pasado 29 de agosto de 2006 a Luis Ignacio Sánchez Gómez, administrador federal de Servicios Educativos del DF.

En entrevista con Fórmula Internet, González Martìnez dijo que se ha querido aparentar que se ha consultado a los padres de familia, cuando quienes han hecho escuchar su voz, han sido las organizaciones empresariales como Mexicanos Primero y La Unión Nacional de Padres de Familia, asociación que calificó como "espuria" al usurpar esa representación, pues sus hijos ni siquiera estudian en escuelas públicas.

Recordó que se realizaron diez foros para la consulta de la reforma educativa y los resultados entregados a la Secretaría de Gobernación no se vieron reflejados en la reforma educativa.

Antes de la ya inminente aprobación de las leyes reglamentarias, dijo, la CNTE vislumbraba tres panoramas; la derogación de la reforma constitucional, amortiguar las leyes secundarias sus efectos y ahora no descartan el amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Aseguró que aunque se diga lo contrario, la CNTE ha sido clara en sus planteamientos y propuestas en el sentido de que se requiere una verdadera transformación en el sistema educativo nacional, mediante un proceso real de evaluación con la finalidad de mejorara el proceso de reflexión, crítica y autocrítica que permita superar las deficiencias de todos en conjunto.

Para Sabino González no se trata solo de evaluar a los maestros, sino de diseñar políticas educativas que permitan evaluar al sistema en su conjunto a través de un verdadero programa de actualización y superación profesional para los docentes.

"Se nos acusa de ser violentos y alterar el orden público, cuando lo primero que promovimos fue un debate y diálogo de frente a la sociedad, antes de que se aprobara tanto la contrarreforma constitucional, como las leyes secundarias. Por eso, el compromiso con el gobierno federal fue la realización de los foros regionales y el foro nacional sobre la reforma educativa", recordó.

Y aseguró que fue el Estado quien violentó los acuerdos al no tomar en cuenta las conclusiones de los foros y promover aceleradamente la aprobación de sus propuestas sin cortapisas.

Dijo que los integrantes de las secciones 10 y 11 decidieron iniciar un proceso de lucha y resistencia en el Distrito Federal que irá a los planteles y comunidades escolares, a la sociedad y no se detendrán "hasta acabar con la imposición de esta contrarreforma, por representar un retroceso histórico en el ámbito educativo y laboral.

"No estamos en contra de los cambios, ni de una evaluación, pero queremos ser partícipes de cambios reales que beneficien con una mejor
educación", explicó.

El pasado jueves, las secciones 10 y 11 realizaron un paro de actividades en el que participaron 80 planteles y se espera que mañana participen más, ayer estas mismas realizaron una marcha al Senado en apoyo a sus compañeros de Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Puebla, Tlaxcala, entre otras entidades que están en plantón en el Zócalo capitalino.

Por su parte, la Sección 9 de la Coordinadora (que aglutina a escuela preescolar y educación especial) emitió un volante a los padres de familia en el que les hace un llamado a sumarse a sus acciones en defensa de la educación pública y los derechos de los trabajadores y no permitir que se lesione la gratuidad de la educación en la Ciudad de México.

En el documento se justifica el paro de actividades del miércoles y explica que la reforma educativa "encubre el que los padres de familia asumirán los costos de la educación de sus hijos".

Y alertan sobre la presunta "pretensión de imponer IVA a alimentos y medicinas así como la entrega de los recursos energéticos a los grandes capitales".


Por Estela Juárez Aguilar

Publicidad Google

Publicidad Google