Incrédulo portero ante llamada de Papa Francisco. Con López Dóriga

15 de Marzo, 2013

    

Al darse cuenta de su error, el portero titubeó, le dijo al Papa que su nombre era Andrés y confesó estar un poco confundido, motivo por el cual el santo padre refirió, "no te preocupes, por favor comunícame con el padre General, quisiera agradecerle la hermosa carta que me ha escrito".

    

Publicidad Google

La mañana de este viernes, el Papa Francisco tuvo que hacer uso de su paciencia con la finalidad de convencer al joven portero de la Casa General de la Compañía de Jesús en Roma, quien recibió la llamada telefónica del sumo pontífice para conversar con el Superior General de los Jesuitas, pensó que se trataba de una broma.

En el noticiero de Joaquín López Dóriga, se dio a conocer que los hechos tuvieron lugar alrededor de las 10:45 horas (tiempo local) de este 15 de marzo y de acuerdo con el relato del padre Claudio Barriga, en la casa de los jesuitas en Roma se vivieron momentos intensos con esta inesperada llamada.

El padre Barriga detalló a través de un correo electrónico que cuando el Papa Francisco pidió hablar con el padre General, el joven portero cuestionó de manera incrédula "¿de parte de quién?", respuesta ante la cual Mario Bergoglio repitió suavemente, "de verdad, de verdad soy el Papa Francisco y ¿usted cómo se llama?".

Al darse cuenta de su error, el portero titubeó, le dijo al Papa que su nombre era Andrés y confesó estar un poco confundido, motivo por el cual el santo padre refirió, "no te preocupes, por favor comunícame con el padre General, quisiera agradecerle la hermosa carta que me ha escrito".

Tras disculparse con el Papa Francisco, el joven entregó el teléfono al hermano Alfonso, secretario privado del padre Superior General de los Jesuitas Adolfo Nicolás, el cual preguntó quién se encontraba al teléfono, por lo que el santo padre repitió, "soy el Papa, quisiera saludar al padre General para agradecerle la bonita carta que me envió".

Posterior a esto, el hermano Alfonso acudió con el padre Adolfo Nicolás para informarle que el Papa Francisco se encontraba al teléfono, por lo que el padre Nicolás pidió se le comunicara inmediatamente, lo felicitó por su elección y le hizo saber que los jesuitas se encontraban rezando mucho por él.

"Rezando para que yo vaya, adelante o para atrás", respondió el Papa, por lo que Adolfo Nicolás dictó nervioso, "naturalmente para adelante".

cegs

Publicidad Google

Publicidad Google