EPN hizo a un lado a Gordillo sabiendo que tendría su lealtad: Raphael. Con Denise Maerker

27 de Febrero, 2013

    

Por su parte, David Calderón, Director General de Mexicanos Primero, sostuvo que los maestros deben entender que ya cambió esa época de tomar la calle para llevar adelante sus exigencias, ojalá se den cuenta que merecen una representación más digna.

    

Reuters

Publicidad Google

Para David Calderón Martín del Campo, Director General de Mexicanos Primero, la detención de Elba Esther Gordillo, lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), es un mensaje muy positivo hacia los maestros, y para los ciudadanos la decisión de no hacer excepción en la investigación de un presunto delito.

"En este caso en concreto estamos hablando de las cuotas de los propios maestros, difícilmente alguien puede decir que esto es contra los maestros, sino es precisamente a favor de ellos de entrada".

En segundo lugar, continuó, la discusión sobre las propuestas del Servicio Profesional Docente, como el núcleo de la reforma al Artículo Tercero, que está por iniciar el proceso de legislación secundaria, "ya no tiene esa sombra, que los legisladores se autocensuraran o se inhibieran ante el hecho de decir sí, pero esto va a llevar a un estallido social o vamos a contar con la oposición de esta cúpula, ese obstáculo ya no está presente, entonces los legisladores ya no tienen que considerar ese factor, sino atender a las propuestas que se hagan por el mérito que tengan éstas por lo bien planteadas que estén y no la idea de que es una batalla con un poder que nadie se atreve a hacer nada, eso ya quedó removido".

David Calderón consideró que es la oportunidad de retomar que el desvío y la malversación en el sistema toca a miles de personas, no a un individuo, "esta vez está acusada la profesora Gordillo, pero ya hemos documentado y en eso va nuestra propia demanda, que hay esta malversación sistemáticamente, año con año el desvío de los fondos públicos que van para la educación, entonces esperamos la misma velocidad y la misma contundencia para que se traten estos temas y no sea como algo que sencillamente apunta a un grupo de personas, sino todo aquel que resulte responsable".

Consideró que esta detención llevará a un proceso de reflexión nacional, porque los maestros deben entender que ya cambió esa época donde era el músculo político y la posibilidad de tomar la calle para llevar adelante sus exigencias.

"Ya vieron y ahora tienen prueba de que encumbrar a una cúpula que habla a su nombre, pero no con ellos, no es el camino, entonces ojalá que puedan ver que se merecen una representación más digna, atenta a sus salarios. Cómo es posible que los maestros tienen de entrada 6 mil o 10 mil pesos", enfatizó.

El activista consideró que ha quedado desacreditada moralmente la cúpula actual del SNTE para decir que se preocupan por las prestaciones de los maestros y llevar a los maestros a la reflexión de que necesitan algo que funcione, no como actor político electoral, sino que funcione auténticamente para sus derechos laborales, empezando por su salario y el buen uso de sus cuotas".

En entrevista con Denise Maerker, comentó que aunque en algún momento llegaron a considerar este escenario, sí les tomó por sorpresa y no pueden menos que reconocer que da gusto que se honre la palabra en términos de lo que planteó la administración. Esperan que se continúe así, que no se haga excepción con ninguna corporación de la aplicación de la ley, que sea la tónica de ahora en adelante y en todos los aspectos.

En este sentido, Ricardo Raphael de la Madrid, autor de "Los socios de Elba Esther", comentó en el mismo espacio que el presidente Enrique Peña Nieto es un hombre que gestiona muy bien en la ambigüedad, hasta que ya no le queda de otra.

"Creo que lo que pensó fue hacer a Elba Esther a un lado, pero sabiendo que podía contar con su lealtad, porque podía pasar una cosa así, para empujar primero la constitucional y ella también sabía que la batalla fuerte se viene apenas, que va a ser la Ley General de Educación".

Consideró que el cálculo político que hicieron fue "si nos esperamos a este Plan B, después va a ser imparable el asunto, con los profesores en la calle y tratando de parar clases, porque expedientes de corrupción de Elba Esther Gordillo se han acumulado durante 20 años".

Calderón agregó que el plan estuvo en sincronía de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional en Guadalajara.

En este mismo espacio reconoció que jamás llegó a imaginar que detener a Gordillo fuera la solución.

"Si bien el gobierno de Enrique Peña Nieto pudo haber concebido este ‘Plan B’ desde hace algún tiempo, yo creo que lo aceleraron porque ella misma provocó que esto le ocurriera", puntualizó Raphael de la Madrid.

Dijo que este asunto sí es un "Quinazo" en el sentido de que se utilizó la justicia para resolver un problema político, pero esto servirá a los profesores para abrirles su derecho de elegir democráticamente, su forma de organización y a sus representantes, incluso sección por sección y entidad por entidad.

"Yo sí apuesto a que hay muchos profesores que podrían hoy, si se les entrega el voto directo y secreto en sus secciones, construir un liderazgo nuevo y muy distinto. Esto lo ligo con la reforma, no hay reforma en el mundo que se haya dado si no es un sindicato vanguardista que se coloca como motor y bujía de la reforma, entonces para que esto salga bien y pongamos el corazón donde debe estar, que es en la reforma educativa, más allá de Elba Esther, necesitamos que el sindicato se refresque en su vida democrática", subrayó.

La incógnita, concluyó, será saber si este gobierno tiene el músculo para construir una estructura, un contexto de democratización sindical.

igq