Impuesto a refrescos para prevención de obesidad: Consumidor. Con Ricardo Rocha

4 de Diciembre, 2012

    

El director del Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo precisó que ante el grave problema de obesidad que padece gran parte de la población en México, más de 40 organizaciones civiles pretenden grabar un impuesto a los refrescos, jugos y bebidas azucaradas con el fin de disminuir su consumo. El impuesto al refresco sería del 20 por ciento.

    

Publicidad Google

El director del Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo precisó que ante el grave problema de obesidad que padece gran parte de la población en México, más de 40 organizaciones civiles pretenden grabar un impuesto a los refrescos, jugos y bebidas azucaradas con el fin de disminuir su consumo.

Asimismo, y ante el incremento del sobrepeso y la obesidad y de la diabetes y muerte por este mal, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso la prohibición de publicidad dirigida a niños de bebidas azucaradas y comida chatarra y que se desarrollen etiquetados que realmente orienten y adviertan sobre el consumo de algún producto.

En entrevista con Florencia Ángeles aseveró que de grabarse un impuesto del 20 por ciento al refresco, se obtendrían alrededor de 2 mil 200 millones de dólares, y "lo que nosotros proponemos es que esos recursos vayan directamente a un programa de equidad, que es que la gente más pobre de este país tenga acceso al agua.

"Que lo que se obtenga del impuesto no vaya a Hacienda, sino que se etiquete directamente para programas de prevención de sobrepeso y obesidad y que ayude a generar una sociedad más equitativa".

Además de que proporcionaría recursos para enfrentar los altos costos de la obesidad y la diabetes; toda vez que el sistema de Salud Pública ya está rebasado y actualmente la gente se está muriendo al no contar con los recursos para pagar las diálisis, algo que no cubre el Seguro Popular.

El refresco es el producto que por sí mismo se vincula directamente con el sobrepeso y la obesidad. Según estudios, el consumo diario de un refresco en niños, aumenta alrededor del 60 por ciento el riesgo de obesidad; mientras que el consumo de uno o dos refrescos al día, aumenta el riesgo de diabetes en un 25 por ciento.

Asimismo, México es el país que registra mayor consumo de refrescos en el mundo, mayores índices de sobrepeso y obesidad, de diabetes y mayores índices de muerte por diabetes en el mundo.

Alejandro Calvillo informó que durante el sexenio de Felipe Calderón, fallecieron medio millón de personas por diabetes, 33 por ciento más de las personas que murieron en el sexenio de Vicente Fox "y la tendencia es que siga aumentando, entonces hay que tomar muchas medidas".

amd

Publicidad Google

Publicidad Google