Condena Felap asesinato de periodistas en Puebla, exige castigo a culpables

16 de Noviembre, 2012

    

Con los asesinatos del periodista Adrián Silva Moreno y su ayudante Mizrael López González, perpetrados en Tehuacán, Puebla aumentan a 19 las víctimas mortales en lo que va del año. Del 2000 a la fecha son 119 asesinatos; 101 periodistas, diez trabajadores de prensa, seis familiares y dos amigos de comunicadores.

    

Con los asesinatos del periodista Adrián Silva Moreno y su ayudante Mizrael López González, perpetrados en Tehuacán, Puebla, aumentan a 19 las víctimas mortales en lo que va del año; 17 comunicadores y dos trabajadores de prensa, la suma en consecuencia del 2000 a la fecha es de 119 asesinatos; 101 periodistas, diez trabajadores de prensa, seis familiares y dos amigos de comunicadores.

De acuerdo con la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) con la reciente desaparición forzada de Adela Jazmín Alcaraz López, conductora del noticiario estelar del Canal 12 de cable del municipio de Río Verde, San Luis Potosí, suman cuatro en este año en que termina el gobierno del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, en cuyo sexenio han aumentado en forma exponencial las agresiones a periodistas.

Del 2000 a la fecha ocurrieron 22, cuatro aparecieron muertos, por lo que permanecen pendientes 18.

Mediante un comunicado, destacó que ahora son dos periodistas las desaparecidas, el gremio tiene registrada la de María Esther Aguilar Casimbe corresponsal de Cambio de Michoacán en Zamora, Michoacán, quien desapareció de su domicilio ubicado en un conjunto habitacional del norte de la ciudad el 11 de noviembre de 2009.

Según información de testigos y autoridades, Adrián Silva Moreno y Mizrael López González, después de cubrir el descubrimiento de una bodega en la que presuntamente se almacenaba combustóleo robado que hicieron elementos de la XXIV Zona Militar, fueron interceptados por sujetos que viajaban en una camioneta Ford Lobo color rojo con placas KY-81-023 del Estado de México y en otra tipo Suburban, sobre el libramiento San Marcos.

El periodista Silva Moreno, de 35 años, se desempeñaba como reportero de policía para Global México, Radio 11.70 de Tehuacán y el periódico Puntual Puebla, su ayudante López González, quien supuestamente era ex policía municipal, viajaban en un carro Nissan Tsuru, modelo 90, color rojo y placas TUV-6505, de Puebla.

Según testigos, los tripulantes de las dos camionetas cerraron el paso al periodista y su acompañante y comenzaron a dispararles. En el interior del automóvil quedó el cuerpo de Silva Moreno, mientras que López González trató de huir; pero fue alcanzado y acribillado por los sicarios a una cuadra de distancia.

Los sicarios se dieron a la fuga en la camioneta Suburban, ya que tuvieron que dejar abandonada la Ford Lobo, luego de que se le poncho una de las llantas. Según informes de la Policía, la primera camioneta tiene reporte de robo con violencia ocurrido el 5 de noviembre en el municipio de Nezahualcóyotl.

Precisó que de acuerdo con www.periodicocentral.mx el comunicador asesinado trabajaba también al servicio de Juan Elías Cesin Mussi, director general de Análisis Político del gobierno del estado de Puebla y durante el gobierno de Mario Marín, colaboró con la desaparecida Secretaría de Gobernación, a las órdenes de Javier Jofre Morales y Maribel Palma Marín, ex subdelegados de la citada dependencia estatal.

Ante ello, la Felap cuya Secretaría de Desarrollo Social radica en México, la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex) y el Club Primera Plana "nuevamente alzamos la voz para exigir justicia y llevar ante los tribunales a los responsables de estos abominables delitos".

Y es que esos crímenes, dijo, tienen como propósito socavar las libertades de prensa y expresión, además del derecho a la información que les asiste a los pueblos. "Lo repetiremos siempre señor presidente; ya basta".

mej

Publicidad Google

Publicidad Google