El Vaticano es un Estado "con sus intrigas y corrupción": escritor

3 de Septiembre, 2012

    

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi, responsable de las filtraciones que abrieron el llamado caso de "Vatileaks" en los últimos meses, presentó esta mañana en esta capital alemana su libro "Su Santidad".

    

Publicidad Google

Berlín.- El periodista italiano Gianluigi Nuzzi, responsable de las filtraciones que abrieron el llamado caso de "Vatileaks" en los últimos meses, presentó esta mañana en esta capital alemana su libro "Su Santidad".

El Vaticano es una monarquía absolutista que vive del secreto, dijo el periodista italiano y señaló que el problema para ese Estado papal es que esos secretos a veces son instrumentos para llevar a cabo chantajes.

Su investigación causó un terremoto en la Santa Sede al sacar a la luz los trapos sucios y las guerras de poder internas en El Vaticano a través de una serie de documentos altamente reservados.

"La fuerza de este libro yace en que estas situaciones están presentadas a través de documentos que fueron escritos, leídos o vistos directamente por el Papa", señaló Nuzzi.

Hay tres aspectos fundamentales en los que se articula el texto, según el autor. En primer lugar se describe "lo que ocurre en los palacios sagrados".

En esta parte se sacan a la luz una serie de conjuras que llevaron al alejamiento de personajes como el banquero vaticano Ettore Gotti Tedeschi, despedido después de escribir un memorándum al Papa donde decía de tener miedo por su vida.

En una segunda grande sección se tratan los temas de la presencia de la Iglesia en el mundo, y se describen, por ejemplo, las enormes dificultades de la Iglesia estadunidense para recopilar el dinero necesario para resarcir a las víctimas de los abusos sexuales.

Por último se analizan las relaciones entre El Vaticano y otros Estados: y aquí precisamente se evidencian por ejemplo las tensiones entre la Santa Sede y el gobierno alemán de Ángela Merkel en el ámbito de los curas negacionistas Lefebvrianos.

"Escribí este libro para demostrar que El Vaticano no es sólo el lugar de la Capilla Sixtina y de los lindos frescos, sino que es un Estado con sus intrigas y su corrupción", dijo Nuzzi en su presentación.

Su texto fue tachado de "acto criminal" por el diario católico italiano "L´Avvenire" y El Vaticano denunció judicialmente al autor, quien recibió la noticia con gran sorpresa porque dijo: "me limité a hacer lo que hace un periodista: publiqué las noticias que encontré".

La polémica alrededor de esta publicación llevó al arresto durante 90 días en régimen de aislamiento del mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, aunque muchos en Italia especularon acerca de una lucha de poder más amplia en el seno de la Santa Sede.

Nuzzi admitió que "Paolo Gabriele fue una de mis fuentes y lo puedo decir ahora porque él mismo me indicó como destinatario de algunos documentos secretos que fotocopió".

"Acerca del hecho de que haya terminado en régimen de aislamiento por 90 días por el simple hecho de fotocopiar papeles, cada uno debe de sacar sus conclusiones", contestó el periodista al ser preguntado acerca del tema delicado de la protección de las fuentes.

Aún así Nuzzi aseguró que, si bien hay una serie de guerras internas en El Vaticano, "en los meses de mi trabajo de investigación nunca tuve la sensación de que mis fuentes actuaran por otra razón que no fuese la voluntad de dejar salir a la luz la verdad".

La versión alemana del libro de Nuzzi, que se publica por la editorial Piper, presenta las copias de los documentos en cuestión que ofrecen un mapa detallado de la serie de presiones que El Vaticano ejerció entre otros sobre el Estado Italiano.

En vísperas de una cena con el presidente italiano Giorgio Napolitano, por ejemplo, en un documento se detallan los temas sobre la necesidad de ejercer cierta influencia: en particular la prioridad de las familias sobre las uniones de facto sin matrimonio, la negativa a la eutanasia así como al testamento biológico.

"La reacción que hubo tras la publicación de este libro saca a la luz de manera evidente la dimensión de la incomodidad del Vaticano frente a lo que se filtró", dijo el autor.

Nuzzi, quien escribió en precedencia otro libro acerca de los negocios sucios de la Santa Sede, aseguró sin embargo que "en el texto no hay una palabra en contra de la Iglesia o de la Fé", lo que sí hay es un trabajo "de crónica".


Notimex

Publicidad Google

Publicidad Google