Reportan cuantiosas perdidas de maíz y frijol por sequía en 2011

7 de Abril, 2012

    

El Frente Revolucionario de Campesinos y Trabajadores de México afirmó que en 2011 se perdieron 3.2 millones de toneladas de maíz y alrededor de 600 mil toneladas de frijol debido a la sequía que afecta a estados productores.

    

Publicidad Google

México.- El Frente Revolucionario de Campesinos y Trabajadores de México afirmó que en 2011 se perdieron 3.2 millones de toneladas de maíz y alrededor de 600 mil toneladas de frijol debido a la sequía que afecta a estados productores.

El presidente de esta organización, Juan Rojas Pérez, precisó que los efectos de la sequía agravaron la situación alimentaria de alrededor de 5 millones de mexicanos, por lo que de no aplicarse las medidas para contrarrestar la pérdida de productos agrícolas y ganaderos, esta población corre el riesgo de padecer hambruna.

Alertó que ante la advertencia de que se extenderá por muchos meses más la sequía en el país y que esto redundará en la pérdida de producción de alimentos, es urgente atender el problema en el corto plazo, para evitar la falta de alimentos principalmente en las zonas más pobres del país.

En entrevista dijo que ante la situación de alarma generalizada por los efectos del cambio climático en el campo y para mitigar el hambre, se requiere no solamente apoyar a los grandes productores agropecuarios sino a los de autoconsumo.

"Eso nos va a ayudar a darle de comer precisamente a las poblaciones que están padeciendo hambruna en este momento", puntualizó.

Sostuvo que se requiere de programas tecnológicos, no sólo para dotar de semillas mejoradas a los pequeños productores, sino dar la capacitación necesaria para enseñarlos a producir hortalizas en pequeñas porciones de tierra a efecto de que produzcan sus alimentos de autoconsumo y con ello mitigar el hambre.

Como representante de organizaciones campesinas ante el Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable, Rojas Pérez presentó la propuesta para establecer un programa de granjas familiares en donde a cada familia se le dote de 20 a 30 gallinas ponedoras a efecto de que durante un año puedan tener carne y huevo que les ayude a su nutrición.

"No tendrían necesidad de comprárselo a los grandes productores que nos están encareciendo la alimentación; si nosotros por ejemplo compramos el huevo en la tienda que produce Bachoco nos cuesta 20 pesos el kilogramo, si lo producimos nos sale casi regalado", agregó.

Indicó que hay alrededor de 5 millones de familias en esa situación que no tienen que comer y que tienen sus tierras pero no el apoyo para producir alimentos de autoconsumo, necesitamos impulsar ese tipo de propuestas.

El dirigente campesino consideró que los recursos para aplicar este tipo de estrategias podrían salir de los programas asistencialistas, que se usen de manera efectiva, sumados a recursos adicionales de la Cámara de Diputados y una parte las reservas que dice el presidente Calderón que se tienen en el país.


Notimex